Esta es solo una propuesta de proyecto que nos han enviado


Cuando contactas con algún grupo de repoblación o que ya está asentado, prácticamente siempre oyes la misma pregunta ¿Qué proyecto tienes? Pocas personas transmiten una idea completa de un núcleo de poblac

ión, a lo más, te hablan de sus habilidades o gustos o preferencias y las expresiones de agricultura ecológica y autosuficiencia suelen aparecer en la gran mayoría de las veces. Lo curioso es que, a veces, el que pregunta tampoco cuenta mucho más, exceptuando por supuesto, los lugares que ya están en funcionamiento.
La autosuficiencia es muy complicada ya que o fabricamos electrodomésticos (lavadoras, neveras, congeladores, ordenadores, etc.), o los compramos, lo que no es viable de ninguna de las maneras es prescindir de ellos. Como los electrodomésticos existen más cosas, goteos para riegos, semillas, animales de granja, herramientas y un largo etcétera.
Nos guste o no, debemos de obtener ingresos para disponer de una vida más o menos digna, es por lo que la mayoría de los trabajos que se realicen tienen que producir un beneficio económico, no solo es producir para abastecernos sino que tenemos que crear excedentes para comercializarlos.
Dada la gran cantidad de desempleados del país podemos encontrar profesionales de todos los ámbitos laborales, que les guste la vida rural, que no le guste la depredación actual del sistema por lo que se implique en un proyecto que primen las personas y el medio ambiente. Con la convicción plena de que va a trabajar muy duro y que muchos compañeros de repoblación abandonarán durante el camino.
En contra de algunas opiniones demasiado extendidas, una vez que tengas claro el proyecto que quieres llevar a cabo debes de buscar el lugar que más se acomode a él y nunca hacerlo al revés. Si nos vamos al primer lugar que se nos presenta, el proyecto quedará cojo casi con toda seguridad. Además nos podemos encontrar con lugares demasiado escasos de recursos.


Es más fácil hacer funcionar un proyecto integral en un lugar despoblado que en uno con población, aunque esto no debería de ser un problema muy importante. Lo que si debe ser prioritario es hacer un lugar agradable a la vista (soterrando cables, adornos florales, pavimentos naturales, etc.), tanto para nosotros como para las personas que vienen a curiosear o adquirir nuestros productos. 
Una actividad primordial es la relacionada con la educación, tanto para escolares como adultos. En muchas granjas escuela o botánicos a los escolares se les presenta una “isla” en la que existen huertos, puede haber molinos, hornos, etc. Si además ven que los huertos son un medio de vida, que los molinos abastecen a la población de aceites o harinas, que los hornos producen pan y bollería, y las personas viven allí de eso y además venden estos productos no solo a los visitantes sino también por las poblaciones de alrededor, habremos conseguido varios objetivos tanto a nivel educacional como publicitario para nuestros productos ya que pueden volver de vista con sus padres.
Granjas escuela, campamentos de verano, ofertas de fines de semana “en familia”, ferias temáticas (además de las medievales podemos incorporar cualquier evento histórico de la zona, siempre y cuando utilicemos las técnicas interpretativas correspondientes). Para los adultos podemos realizar un calendario anual de cursos de fin de semana (dando alojamiento) o de media jornada. Para ello existen una amplia gama, desde técnicas de relajación orientales, hasta reciclar papel pasando por cursos de agricultura ecológica, de conservas, de observación de fauna y flora, etc. En el tema educativo no debemos dejar pasar la posibilidad de realizar cursos de formación y ETCOTE (Escuela Taller, Casas de Oficio, Talleres de Empleo) que junto al proyecto correspondiente servirá para realizar la señalización de rutas de senderismo, recuperar algún lugar o edificio, etc.
A caballo entre la enseñanza y el arte no demos de olvidar los trabajos artesanales de cestería, esparto, lana, lino, cerámica, ebanistería, etc. Creo importante relacionarlos entre ellos aunque no todos sean típicos de esa zona concreta. No olvidemos que antaño lo que no producían lo tenían que comprar, por eso no estoy muy a favor de centrarse exclusivamente en los productos locales, sino de ampliar a todas las artesanías posibles. Además de tener un valor educativo, tienen valor comercial por si solos y algunos se utilizaran para mejorar la presentación de nuestros productos ecológicos.
No debemos de olvidar que la producción de agricultura y ganadería ecológica, en España, principalmente se dedica a la exportación, debido al escaso mercado nacional. No obstante se deben de buscar el mayor número de formas de comercialización, vía Internet, mercados locales, nuestras ferias temáticas, facilitando a los clientes que sean ellos mismos quien escojan sus productos el fin de semana, etc. En este capítulo de producción debemos de incluir la comercialización de plantones frutales y forestales, elaborados en nuestro vivero, a lo que podemos añadir plantas ornamentales, tanto para decorar nuestro núcleo de población como para destinarlo a la venta directa al consumidor
Es muy importante disponer de un bar-tienda donde comercializar todos nuestros productos, tanto alimenticios como artesanías. Además de realizar los menús ecológicos, elaborados con nuestros propios recursos, para los grupos escolares, los ofertaremos para los fines de semana, creando otro valor añadido. Este lugar además servirá como “oficina de turismo”, lugar de charlas y reuniones asamblearias.
Un lugar bien conservado y agradable a la vista, sin barreras para personas con poca movilidad, con zonas hortícolas próximas sin pesticidas, es un lugar ideal para un centro de atención a personas mayores. El envejecimiento poblacional del medio rural español es la tónica general y además, es importante recordar que también a nosotros nos pasan los años.
La forma de gestión debe ser en régimen de cooperativa y todos los repobladores deben de ser socios y empleados. Empleados porque todos tenemos que trabajar y descansar. Cada cual trabajará en lo que le gusta o mejor se le de, pero además existirán otros trabajos que se deben de repartir. Dos ejemplos entre muchos pueden ser los siguientes: una feria temática en la que se necesitarán “extras” para la “función”, para atender el bar y los distintos puestos de ventas o la recogida de patatas, son dos momentos muy distintos pero los dos necesitan un número de personas mayor al habitual. Es por lo que la junta reunida en asamblea debe de elaborar un calendario de trabajo para que este se reparta de manera equitativa. Todo lo material (herramientas, edificios, etc.) debe de estar a nombre de la cooperativa ya que como cooperativa es más fácil cualquier trámite que a título individual, pero como trabajadores se debe de cobrar un salario el cual nos de independencia y garantice nuestra individualidad. El que se quiera ir siempre podrá cobrar “el paro” y así empezar en otro lugar.
Este es un proyecto difícil, en el cual primarán siempre las personas y el medio ambiente por encima del interés económico, pero generaremos los suficientes ingresos para ponernos placas solares, micro-turbinas o aerogeneradores y no tener que iluminarnos con candiles, ni lavar a mano, etc, etc.

Si tienes pensado algo mejor o diferente estamos abierto a escucharte

Estamos creando un foro para organizarnos ,porque ya somos muchos,deja tu mensaje en el apartado de tu ciudad
http://repoblacionpueblos.faltagente.com/foro/